¿Es posible reclamar una Herencia que ya está repartida?

Una vez que los bienes se han repartido hay distintos plazos para reclamar la herencia en función de cuales sean estos.
reclamar una herencia ya repartida

¿Qué sucede cuando no estás de acuerdo con la distribución de la herencia de un familiar y cómo reclamar una vez que esta ya ha sido repartida? Este legado a distribuir no solo comprende bienes, sino que también abarca las posibles deudas y derechos que tuviese el fallecido.

Cuando una persona fallece, sus herederos cobrarán la herencia una vez que haya sido legalmente distribuida y con el consentimiento de todos los beneficiarios. Además, cada heredero tiene el derecho de impugnar el testamento si observa alguna irregularidad.

¿Cuándo prescribe la acción para reclamar la herencia ya repartida


Cuando nos referimos a reclamar una herencia ya repartida, hablamos de la iniciativa de una persona para que se le reconozca como heredera. Es decir, que se le otorgue la porción de la herencia que le corresponde frente a quien actualmente posee esos bienes.

En primer lugar, hay que demostrar que el reparto de la herencia se ha hecho de manera legítima o que por el contrario, no se ha respetado la última voluntad del difunto. En este caso, la distribución de la herencia se considera nula o contraria a la Ley.

El plazo para realizar esta recuperación varía según el tipo de bienes. Esta puede extenderse hasta 30 años, dependiendo de la naturaleza de los bienes en cuestión. Después de esta fecha, habrá prescrito y habrás perdido el derecho de sucesión.

Plazo para reclamar según los bienes

Una vez que los bienes se han repartido, hay distintos plazos para reclamar la herencia, en función de cuales sean estos bienes:

  • De 5 años para reclamar pagos periódicos. 
  • 6 años cuando se trata de bienes muebles.
  • 30 años para los bienes inmuebles.



¿Cuánto cuesta la petición de herencia?


Este proceso, la petición de herencia o reclamar una herencia ya repartida, no es nada barato. Así que antes de iniciarlo, deberás constatar cuanto te va a suponer reclamar esa parte de herencia.

Asegúrate de que tienes todas las de ganar antes de ir a juicio, no sea que además de no tener derecho, pierdas una importante cantidad de dinero. Y lo peor, que lo que te corresponda de herencia sea menor que lo que te cueste la reclamación judicial.