IRPF para 2024: Estos son los tramos que puedes aplicar en tu nómina

Los tramos de IRPF este 2024 permiten a los trabajadores, calcular su sueldo neto, descontando los impuestos correspondientes.
IRPF para 2024

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tema que siempre está en la mente de los trabajadores, ya que afecta directamente al bolsillo de cada contribuyente, y este 2024 ya nos preguntamos qué tramo, podremos aplicar en nuestra nómina.

Con el IRPF, todos los trabajadores tanto autónomos como por cuenta ajena, saben que porcentaje les corresponde tributar en base a su sueldo. Este se aplica en una escala progresiva según el salario, a mayor cantidad más debemos pagar.

Tramos del IRPF para 2024

Para este año 2024, los tramos del IRPF experimentarán cambios. Aunque es importante tener en cuenta, que estas cifras están sujetas a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que aún no han sido ratificados y se mantienen los de 2023 desde el 1 de enero.

  • Desde 0 a 12.450 euros: 9,5% (Tipo estatal), 9,5% (Tipo autonómico), Total 19%.
  • Desde 12.450 a 20.200 euros: 12% (Tipo estatal), 12% (Tipo autonómico), Total 24%.
  • Desde 20.200 a 35.200 euros: 15% (Tipo estatal), 15% (Tipo autonómico), Total 30%.
  • Desde 35.200 a 60.000 euros: 18,5% (Tipo estatal), 18,5% (Tipo autonómico), Total 37%.
  • Desde 60.000 a 300.000 euros: 22,5% (Tipo estatal), 22,5% (Tipo autonómico), Total 45%.
  • Más de 300.000 euros: 24,5% (Tipo estatal), 22,5% (Tipo autonómico), Total 47%.

Estos tramos permiten a los trabajadores, calcular su sueldo neto, descontando los impuestos correspondientes.

La subida del SMI y su impacto en el IRPF

Hacienda ha presentado un borrador, que modificará el reglamento del IRPF para adaptarse a la reciente subida del Salario Mínimo Interprofesional este 2024. Este pasará de 15.120 a 15.875 euros anuales, según el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos.

Según este, se eximirá de practicar retenciones a los rendimientos del trabajo que no superen los 15.876 euros, un euro por encima del nuevo SMI. Este umbral se ajustará según la situación familiar del contribuyente y el número de hijos. En la práctica, esto significa que aquellos cuyos ingresos no superen este límite, no estarán obligados a pagar el IRPF, ni a presentar la declaración de la renta.


Para evitar posibles inconvenientes para quienes ganan ligeramente más que el SMI, Hacienda contempla un aumento en las reducciones de retenciones para rentas de hasta 21.000 euros brutos (19.747,5 euros netos). Esto implica que las retenciones serán menores de lo que les correspondería teóricamente, y también serán inferiores a las que se aplican actualmente, que ya están rebajadas.

En resumen, los cambios propuestos en el IRPF para 2024 y la adaptación al incremento del SMI buscan aliviar la carga fiscal para los contribuyentes con ingresos más bajos, al tiempo que se implementan medidas para evitar desajustes para aquellos que se encuentran en el rango cercano al nuevo salario mínimo.