Declaración de la Renta 2023-2024: ¿Cómo desgravarse el alquiler?

desgravar alquiler en la renta
Advertisement

Con la campaña de la Renta 2023-2024 a la vuelta de la esquina, prevista para iniciar el día 3 de abril, hay que empezar a pensar en las oportunidades de poder beneficiarse con algunas desgravaciones fiscales como por ejemplo el alquiler de la vivienda habitual.

Este beneficio fiscal está disponible tanto para arrendadores como para arrendatarios, aunque sujeto a ciertos requisitos y condiciones, que son importantes entender, para maximizar el ahorro potencial.

Advertisement

¿Cómo desgravar el alquiler en la declaración de la Renta?


Los propietarios que alquilan sus inmuebles pueden aplicar una deducción sobre los ingresos íntegros obtenidos por el alquiler. En la normativa vigente, se establece que:

  • La base de la deducción en los nuevos contratos de arrendamiento se reduce del 60% al 50%, sobre el total de lo percibido por el alquiler.
  • Existen oportunidades para aumentar esta deducción hasta el 90%, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones, tales como:
    • El arrendatario tiene menos de 35 años.
    • La vivienda ha sido objeto de reformas.
    • La renta del nuevo contrato se reduce al menos un 5% respecto al contrato anterior.

Es importante destacar que sólo los alquileres de vivienda habitual son susceptibles a estas desgravaciones, excluyendo alquileres de temporada, por habitaciones o pisos turísticos.

Desgravaciones para Inquilinos

Para los inquilinos, la situación varía según la fecha de firma del contrato de arrendamiento:

  • Contratos firmados antes del 1 de enero de 2015: Se aplica una deducción estatal del 10,5% de las cantidades pagadas por el alquiler, hasta un límite de 9.040 euros anuales.
  • Contratos firmados en o después de 2015: La posibilidad de deducción depende de la Comunidad Autónoma, ya que no existe una deducción uniforme para estos casos.

Dada la complejidad y las variaciones en las regulaciones fiscales, es altamente recomendable que tanto arrendadores como arrendatarios, busquen asesoramiento personalizado.

La consulta con la Agencia Tributaria o un asesor fiscal competente, puede proporcionar claridad sobre las deducciones aplicables en cada situación particular, permitiendo a las partes involucradas aprovechar al máximo los beneficios fiscales disponibles.


Recomendamos ver: