DGT

Novedad de la DGT para estas Navidades: Los Radares Anti-Frenazo

Las multas más comunes de la Guardia Civil de Tráfico son las de velocidad. Es muy difícil conocer a alguien que jamás le hayan puesto una de estas, por incumplir el límite.
Radares Anti-Frenazo

Según la DGT, son más de un millón de conductores los que son sancionados cada año por no respetar el límite de velocidad marcado. Para este control de las carreteras, sobre todo en fechas tan señaladas como es La Navidad, la DGT utiliza los llamados radares que pueden ser tanto fijos como móviles, ahora también los llamados radares en cascada o radares anti-frenazo. En 2020 se emitieron más de 2,5 millones de sanciones por exceso de velocidad. 

¿Qué son los Radares en Cascada?


No debemos de perder la perspectiva de que la DGT actúa siempre con un único objetivo y es reducir lo más posible la siniestralidad en nuestras carreteras. Y uno de los principales motivos que da lugar a la pérdida de vidas en carretera es el exceso de velocidad. En base a esto, la Dirección General de Tráfico ha lanzado otros tipos de radares: los radares en cascada y los radares anti-frenazo.

Estos radares funcionan de la siguiente manera: se colocan varios cinemómetros a unos cuantos metros del radar fijo de tal forma, que pasado el radar si el conductor vuelve a acelerar, quede “pillado” por uno de estos radares en cascada y así este conductor será sancionado.

Con este método no sirve de nada, para aquellos conductores que conducen a alta velocidad y cuando ven el cartel de aviso de radar, pegan el frenazo, se ajustan a la velocidad permitida y acto seguido, tras pasar el cinemómetro, vuelven a coger la velocidad excesiva que llevaban. Los radares en cascada los van a detectar y serán sancionados. 

Radares Anti-Frenazo ¿Cómo funcionan?


Casi todos los conductores hemos recibido en alguna ocasión una multa por exceso de velocidad, ya sea en ciudad, en carreteras, autovías y autopista ya que es la multa más común en las carreteras españolas.

Y cuántas veces hemos ido por nuestro carril, respetando el límite de velocidad y cumpliendo con las normas de tráfico, y se nos ha acercado peligrosamente por detrás un conductor a bastante velocidad que nos ha obligado a dar un volantazo para evitar un accidente.

Pues para estos conductores están los radares anti-frenazo, que consisten en lo contrario que los radares en cascada

En este caso se trata de una variante de los radares fijos, en los que se coloca un cinemómetro unos metros antes del radar, lo que permite detectar si el conductor iba a más velocidad antes de frenar al llegar al radar fijo.

Sea como sea, es casi imposible librarse de una multa por exceso de velocidad hoy en día.

La DGT pretende reducir la siniestralidad en las carreteras con los Radares en Cascada y los Anti-Frenazo


La DGT quiere acabar, a base de multazos, con esos conductores que no respetan los límites de velocidad y van como locos al volante siendo causantes de muchos de los accidentes de tráfico, que cuestan vidas humanas.

Los nuevos radares que han ideado, radares en cascada y anti-frenazo, son más efectivos que los actuales, ya que ahora mismo con meter un frenazo antes del radar nos libramos de la multa, pudiendo volver a correr todo lo que queramos una vez sobrepasado.

De esta forma, desde la DGT quieren asegurarse de que los conductores circulen por las carreteras a la velocidad permitida en todo momento.


Más Noticias Relacionadas

Más Noticias Relacionadas