Actualidad

Òmicron : La nueva variante de la COVID-19

ÒMICRON-NUEVA-VARIANTE

«El día 26 de noviembre de 2021 la Organización Mundial de la Salud informa que ha aparecido nueva variante de la COVID-19,  Òmicrom, cuando solo habían pasado dos días en que las autoridades Sudafricanas informasen del interés de este hallazgo, debido a la gran cantidad de mutaciones que esta presentaba (aproximadamente unas 50)».

ÒMICRON: LA NUEVA VARIANTE DEL SARS-CoV-2

¿Qué es ÒMICRON?

Ómicron es la nueva variante del SARS-CoV-2, virus responsable de la enfermedad llamada Covid-19.

La OMS ha designado esta nueva variante con la letra griega “Òmicron” cuyo significado es O pequeña.

 

Estas mutaciones son compartidas (excepto 26, que son únicas y específicas en el ÒMICRON con anteriores variantes, que además, presentaban una resistencia anormal a los anticuerpos.

Esta nueva situación, despierta una seria preocupación entre las Autoridades Sanitarias de todo el mundo, tratando de averiguar si las mutaciones que presenta le proporcionan el potencial  de ser más letal, más contagiosa e incluso ser resistente al efecto de las vacunas; por todo ello se le ha definido como variante de preocupación”.

Parece ser que los síntomas que produce esta nueva versión son muy leves, lo que le ha permitido pasar de forma prácticamente desapercibida y así, viajar impunemente entre países en muy poco tiempo.

 

 

ÒMICRON NUEVA VARIANTE

 

¿Cuál ha sido el origen del ÒMICRON la nueva variante de la COVID-19?

A pesar de que esta nueva cepa fue identificada en SUDÁFRICA, la OMS indica que existían cepas tempranas, desde el mes de noviembre en varios países.

El 11 de Noviembre aparece (se cree que por primera vez) en Botsuana, país situado en el África Austral.

Según las autoridades holandesas, se detectaron personas con esta nueva variante entre los días 19 y 23 de Noviembre, pero aún no sabe si estas personas que portaban el nuevo patógeno habían o no estado en Sudáfrica.

El 22 de Noviembre, en Bélgica, dio positivo en COVID-19 una persona, que, posteriormente, se identificó como Òmicron.

Hoy existen ya casos en América del Norte, Europa y Asia.

A pesar de que la ciencia no para de trabajar en esta nueva evidencia, aún no se conoce si son más las incógnitas que la realidad. Aun así, poco a poco  se van descubriendo más datos que identifican esta nueva variante del  Covid-19.

 

¿Quién identificó esta nueva variante?

Angelique Coetzee, doctora y presidenta de la asociación médica de Sudáfrica, fue la primera en dar la voz de alarma en lo referente a esta nueva variante.

Esta doctora trataba en su clínica privada en la ciudad de Pretoria, en la provincia de Gauteng, pacientes diagnosticados de COVID-19.

Se percató de que los síntomas de estos pacientes eran distintos de los propios del COVID-19 lo que la alertó de que podría tratarse de otra variante del SARC-CoV-2 , y que los propios. Como la pérdida del gusto y del olfato no estuviesen presentes.

Los jóvenes presentaban intensa fatiga e incluso en un niño de 6 años se presentó con frecuencia cardiaca elevada.

Ninguno de estos jóvenes de distintos orígenes, presentó síntomas propios del COVID.19, como es la pérdida de olfato o del gusto.

 

ÒMICRON NUEVA VARIANTE

 

¿Cuáles son los síntomas del OMICRON?

Según declaraciones de la Doctora Angelique Coetzee, médico desde hace más de 30 años y presidente de la Asociación Médica de Sudáfrica, “sus síntomas eran muy diferentes y más leves de los que había tratado antes”.

El día 18 de Noviembre, cuatro miembros de una misma familia resultaron positivos por Covid-19 presentando síntomas de intenso agotamiento. Fue entonces que la doctora Angelique Coetzee informó al comité asesor de vacunas de su país.

También comentó que en total aproximadamente 24 de sus pacientes resultaron positivos con síntomas de esta nueva variante llamada ÒMICRON. La misma que “el mundo ahora se esfuerza en contener cerrando fronteras”.

La mayoría de sus pacientes eran hombres sanos cuya única manifestación era un intenso cansancio. La mitad de ellos, no habían sido vacunados, ni tan solo habían recibido una solo dosis de la vacuna, algo altamente frecuente en Sudáfrica.

 

VACUNAS; ¿Son eficaces frente a ÒMICROM la nueva variante de la COVID-19?

La pregunta por excelencia sobre él Òmicron, es la relación que hay con las vacunas. Sobre este tema responde Sonia Zúñiga, viróloga del Centro Nacional de Biotecnología: “Para averiguarlo es necesario aislar la variante y enfrentarla a sueros de pacientes que hayan sido vacunados o infectados con el virus (idealmente con variantes distintas)”

Y añade “de este modo se puede conocer la capacidad de neutralizar el virus por la respuesta de anticuerpos que generan las vacunas. Para tener información sobre la eficacia será necesario que pase más tiempo y se vea en los datos epidemiológicos, a escala poblacional, si la eficacia de las dosis se mantiene o ha disminuido”.

Si esos anticuerpos neutralizan el virus, probablemente las vacunas sean eficaces, aunque para corroborarlo se necesitan más ensayos bastante complejos para medir la inmunidad celular.

“También hará falta datos epidemiológicos para determinar si las personas vacunadas se infectan más con la nueva variante”, (Ignacio J. Molina, catedrático de Inmunología de la Universidad de Granada).

Según África González, catedrática de Inmunología de la Universidad de Vigo, “los datos de laboratorio pueden llevar unas semanas, pues ya se tienen sueros de personas inmunizadas y se pueden testar frente a la nueva variante”.

Ignacio J. Molina opina:” El ensayo de anticuerpos es relativamente rápido. Podríamos tener datos en dos o tres semanas. El estudio de la inmunidad celular es algo más lento, quizás hagan falta un par de meses. Para el estudio de la inefectividad sobre personas se tardará más, probablemente alrededor de medio año”.

Con todo esto, según África González, “la única evidencia real será ver la eficacia en impedir enfermedad grave, hospitalizaciones y muertes en personas. Para eso los datos epidemiológicos serán claves”.

Con todo lo visto hay que esperar los resultados experimentales ya que aún los datos son escasos y muy poco representativos. Todo ello debido a que la mayoría de los infectados son en África donde son muy pocos los vacunados en relación con otros lugares.

Según I.J. Molina “Es probable, como ha ocurrido con otras variantes, que la capacidad neutralizante de las vacunas existentes sea menor. Pero es posible que esa menor capacidad neutralizante todavía sea más que suficiente para protegernos del desarrollo de una enfermedad grave. Es lo que ha ocurrido, por ejemplo, con la variante delta”.

Y como dice África González :“Las variantes del coronavirus no cambian tan drásticamente para perder toda la inmunidad. Òmicron tiene mutaciones compartidas con otras variantes para las que las vacunas seguían siendo eficaces”.

Visto lo que actualmente tenemos, lo mejor y más prudente que podemos hacer es vacunar a todos los mayores de 18 años. Y enviar vacunas suficientes a países en vías de desarrollo para ayudar en la logística y que así se evite el desarrollo de nuevas variantes

 

«Realidad o pánico innecesario»

La doctora Coetzee, ha pedido que no cunda el «pánico innecesario» ante esta nueva variante, cuyos síntomas son muy débiles, según los datos con los que contamos en estos momentos.

«Lo que estamos viendo en Sudáfrica y, recordemos, estoy en el epicentro, es muy débil. Para nosotros son casos leves», ha declarado a la cadena BBC. «Estoy bastante segura de que en Reino Unido«, donde se han confirmado dos casos, «existe un pánico innecesario, aunque dentro de dos semanas podría estar diciendo lo contrario».