Actualidad

¿Qué aportan las mujeres a las empresas?

que aportan las mujeres a las empresas

[rank_math_breadcrumb]

Según estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo conjuntamente con organizaciones empresariales y trabajadores en casi 13.000 empresas de varios países del mundo estima que, al menos, un 30% de las mujeres que ocupan altos cargos en la empresa mejoran el rendimiento comercial en un 9%.


El aumento en la contratación de mujeres está originado por distintos motivos. Desde por las destrezas profesionales y académicas mostradas por las mismas, hasta habilidades innatas y únicas respecto a los hombres. Sin embargo, ¿Qué aportan las mujeres a las empresas? ¿Cuál es su valor añadido? ¿Cuáles pueden ser lo motivos más decisivos para contratar a una mujer? Encontraremos distintos ámbitos sobre los cuales los dueños o las personas que ocupan los altos puestos directivos en las empresas deberán poner atención con el fin de mejorar el devenir de su negocio.

¿Qué ventajas tiene para la empresa contratar a una mujer?

Varios expertos auguran que el papel laboral de la mujer definirá la próxima revolución económica. En algunos entornos empresariales se habla ya de un “Nuevo liderazgo” en el que se antepone la creatividad a la jerarquía.

En todos los ambientes laborales las mujeres trabajadoras destacan por su capacidad de comunicación, empatía, intuición y versatilidad.

¿Qué aporta el liderazgo femenino a la empresa?

Según la ONU, “la mujer es el motor del desarrollo y crecimiento económico”. Su presencia tiene un efecto multiplicador y positivo en todos los ámbitos de nuestra sociedad.
Este liderazgo es necesario ya que nos beneficia a todo el conjunto de la sociedad. Las mujeres por naturaleza son más flexibles, son menos reacias al cambio y es por ello que pueden cambiar la dirección de una empresa y permitir con una mayor facilidad la participación de otros. Mostrando una mayor empatía entre sus homólogos y los subordinados.

¿Por qué las mujeres muestran mayores habilidades sociales en el mundo laboral?

Las habilidades sociales de las mujeres proporcionan grandes ventajas en una empresa. Las principales ventajas que pueden ofrecer las mujeres en relación a la comunicación y destrezas sociales son las siguientes:
Fortalecimiento y mejora del trabajo en equipo: Esta competencia de las mujeres generan un mayor entendimiento, mejora en la resolución de conflictos, toma de decisiones y favorecen la comunicación dentro del grupo. Son sociables, expresivas y cercanas, por lo que les resulta más fácil adquirir compromisos.
Mejora del clima laboral: Los mayores dotes y habilidades sociales de las mujeres suelen manifestarse en una mayor empatía y facilidad para la comunicación. Todo ello disminuye el riesgo de conflicto y beneficia el desarrollo de la actividad del grupo.
Las líderes femeninas generan mayor confianza y atención: Debido a las habilidades sociales mostradas por las mujeres, estas son capaces de persuadir más fácilmente. Muchos trabajadores destacan la honestidad y capacidad de diálogo de los líderes femeninos frente a los masculinos. Sus procedimientos suelen ser más ordenados y claros, por ello el trabajo es más natural fomentando la cooperación.

¿Cuáles son las destrezas innatas de las mujeres aplicables al mundo laboral?

Mayor creatividad: Destacan una mayor capacidad creativa sobre los hombres. Esta competencia no es tan solo aplicable a una nueva idea de negocio sino también al diseño de políticas, proyectos o técnicas de trabajo.
Multitareas. Poseen la capacidad innata de pensar y actuar en varias direcciones otorgándoles ventaja a la hora de tomar decisiones y enfrentarse a una crisis. La famosa frase de “un hombre no sabe hacer dos cosas a la vez”, hace alusión perfectamente a esta habilidad de las mujeres. Tanto en la vida cotidiana, como en los negocios, las mujeres son capaces de realizar más de una tarea simultáneamente, o bien cubrir distintos puestos o tareas dentro de la empresa.

¿Cómo puede beneficiar la heterogeneidad a una empresa?

Ha sido demostrado que las heterogeneidad dentro de un grupo de trabajo, es decir, diferencias de sexo, culturas, nacionalidad, idiomas… favorecen un mayor entendimiento. La clave se encuentra en la pluralidad y variedad de opiniones y puntos de vista, lo cual enriquece los diálogos y beneficia la toma de decisiones. Es por ello que la unión de directivos masculinos y femeninos puede enriquecer a la actividad de la empresa debido a las distintas perspectivas de los mismos frente a según qué situaciones.

¿Están las mujeres más cualificadas que los hombres?

Difícil responder a esta pregunta, en términos generales, sin entrar en polémica. Pero hablamos de cualificación y si nos centramos en lo estrictamente académicos y referente a formación y educación, entonces podemos concluir y afirmar que queda demostrado que ellas están teóricamente más cualificadas e instruidas que los hombres a nivel general. Existe, en la actualidad, una mayor instrucción de las estudiantes femeninas, tanto en notas como en porcentajes en todos los tipos de centros académicos.

La crisis sanitaria del Covid-19 afectó duramente a las tasas de empleo en España. Más concretamente afectó a las mujeres ya que en 2020 tan solo un 35% de ellas disponía de trabajo. Sin embargo, en 2021 la mejora fue notable, ascendiendo dicha tasa al 44%. Actualmente, el número de mujeres ocupadas continúa ascendiendo rápidamente.