Grundtvig. Aprendizaje Permanente para adultos

Aprendizaje Permanente

Erasmus para los universitarios y Leonardo para la Formación Profesional. ¿Qué queda para los más mayores?  Grundtvig. Aprendizaje Permanente para adultos.





¿Qué es Grundtvig, el aprendizaje permanente para adultos?


Es un Programa de Aprendizaje Permanente para atender las necesidades de enseñanza de las personas adultas. Es decir, que el programa se desarrolla en una nueva dimensión educativa del espacio común europeo. Por lo tanto, pueden participar, las instituciones, personal docente y alumnos siempre que estén englobados en la formación de adultos.

El principal objetivo de este aprendizaje permanente es conseguir que Europa sea un referente mundial de calidad en materia de educación. Por ello, este proyecto ha conseguido que la educación para adultos adquiera una dimensión global europea. Proporcionando intercambios de experiencias entre centros e instituciones educativas y programas de movilidad de personal formador y alumnos.


¿Qué acciones desarrolla este programa?


El campo de actuación del programa permite participar a cualquier organización que trabaje en el ámbito de la educación de personas adultas. Es decir, entre las acciones formativas que subvenciona el programa destacan las asociaciones de aprendizaje permanente entre organizaciones para trabajar en temas de interés y los seminarios en los que las instituciones de educación de personas adultas pueden compartir sus conocimientos. Por lo tanto, las acciones más destacables son:

  • Programa de alfabetización digital para usuarios adultos de bibliotecas.
  • Talleres de inglés, radio y escritura en centros de mayores
  • Intercambio de buenas prácticas para prevenir la violencia de género.

También hay que destacar en este programa de aprendizaje permanente las ayudas para movilidad. Es decir, que Grundtvig colabora para que el personal formador de este colectivo pueda ejercer su actividad en centros de otros países. Estas se desarrollaran con estancias de larga duración, con visitas o cortos intercambios. Los adultos también pueden participar en los programas de movilidad a través de proyectos de voluntariado. Por lo tanto, facilitan el intercambio de personas voluntarias mayores de 50 años para desarrollar iniciativas de enseñanza y aprendizaje en otros países.