La ayuda del SEPE de 480 euros que puedes cobrar mientras trabajas si eres mayor de 52 años

Esta ayuda del SEPE de 480 euros la podrás cobrar mientras trabajas si cumples con algunos requisitos.
cobrar ayuda y trabajar

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) avisa a los desempleados mayores de 52 años, que pueden compatibilizar el cobrar una ayuda y trabajar a tiempo completo. Así, y con unas simples medidas, se podrá mantener este subsidio por desempleo y empezar una actividad laboral.

Si una persona cobra cualquier prestación por desempleo y consigue un trabajo a tiempo completo, lo primero que debe hacer es darse de baja. Esto implicaría dejar de percibir ayudas como el subsidio para mayores de 52 años. Sin embargo, ahora estas dos situaciones pueden ser compatibles gracias a una iniciativa del SEPE.

Cobrar la Ayuda para mayores de 52 años y trabajar ¿Es posible?


Según la web del SEPE, si eres mayor de 52 años y cobras un subsidio por desempleo, podrás compatibilizarlo si comienzas a trabajar, con un contrato a tiempo completo. Este puede ser tanto indefinido o temporal, siempre que la duración del mismo sea superior a 3 meses.

Para acceder a este subsidio para mayores de 52 años, deberás haber agotado el periodo de Paro o haber trabajado entre 90 y 359 días.

En concreto, entre los requisitos para poder solicitar este subsidio mientras se trabaja, tenemos:

  • Ser mayor de 52 años.
  • Haber agotado la prestación contributiva por desempleo.
  • Estar inscrito como demandante de empleo durante todo el periodo de percepción del subsidio.
  • Firmar el compromiso con la actividad laboral.
  • Las rentas mensuales no pueden superan el 75% del salario mínimo interprofesional SMI.
  • Contar con 15 años cotizados a lo largo de la vida laboral, de los cuales al menos dos, deben encontrarse dentro de los últimos 15 años.
  • Por último, es necesario que de esos 15 años al menos 6, pertenezcan al Régimen General de la Seguridad Social.

Cómo mantener la prestación para mayores de 52 años y volver a trabajar

Como hemos visto en el apartado anterior, cobrar esta ayuda de 480 euros se puede compatibilizar con trabajar siempre y cuando el contrato tenga una duración superior a tres meses. Ahora bien, mientras dure el contrato, la empresa debe completar el importe del subsidio recibido, hasta alcanzar el salario correspondiente.


Una vez firmado el contrato de trabajo, el beneficiario debe presentarlo en la oficina de prestaciones, para verificar que se cumplen los requisitos y la compatibilidad. En ese momento, la cuantía del subsidio para mayores de 52 años se reduce a 240 euros mensuales.

Este subsidio, que suele ser vital para personas con dificultades para encontrar empleo, se extiende hasta que se consigue un nuevo trabajo o hasta alcanzar la edad de jubilación. Además, tiene una característica especial, es el único que cotiza para la pensión de jubilación, lo que lo convierte en una opción atractiva para quienes buscan seguridad a largo plazo.