Atención con estos Radares: Son los que más multan de toda España según La DGT

radares DGT
Advertisement

La Dirección General de Tráfico (DGT) emplea un sistema avanzado de radares fijos y móviles para asegurar el cumplimiento de las normativas de velocidad, en las carreteras españolas.

Estos dispositivos son esenciales para mantener la seguridad vial, detectando a aquellos conductores que exceden los límites de velocidad establecidos. Según datos recientes, en España se distribuyen un total de 2.820 dispositivos de control, los cuales juegan un papel clave en la prevención de infracciones y accidentes.

Advertisement

Radares fijos y Móviles


La configuración de estos radares abarca tanto unidades fijas como móviles. Se estima que existen 1.877 radares fijos, representando la mayor parte del arsenal de la DGT para el control de velocidad.

Además, se complementan con dispositivos móviles y otros medios no tradicionales como los Veloláser y los helicópteros Pegasus, que amplían el alcance del monitoreo vial.

La Asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha proporcionado un desglose detallado de las zonas con mayor índice de multas por exceso de velocidad, resaltando la importancia de la prudencia en ciertas áreas críticas.

Andalucía lidera la lista con 953.422 denuncias, seguida por la Comunidad Valenciana con 447.470 y Castilla y León con 427.448, demostrando una distribución variada en el territorio nacional.

¿Cuál es el radar de la DGT que más multas pone de España?


De especial interés es el radar situado en el km. 74,7 de la A-381, en el término municipal de Los Barrios (Cádiz). Este destaca por ser el más activo de España según la DGT, con 79.258 denuncias.

Este dato es particularmente relevante, ya que que este punto no figuraba anteriormente entre los 50 radares más activos. Así podemos comprobar, que se indica un incremento significativo en la vigilancia y en la detección de infracciones en esta zona.



Nuevas cámaras de vigilancia de la DGT


La presencia de estos radares tiene un claro objetivo, que no es otro que mejorar la seguridad vial y reducir la incidencia de accidentes relacionados con el exceso de velocidad.

Además de los radares de velocidad, la DGT ha integrado cámaras y drones en su estrategia de vigilancia.

De esta manera amplia su capacidad para monitorizar no solo la velocidad, sino también el uso del cinturón de seguridad y del teléfono móvil al volante.