DGT

6.000 euros de Multa por conducir estando de Baja laboral

Si nos encontramos con una Incapacidad Laboral Temporal (de baja) ya sea por un problema físico o mental y no podemos desempeñar nuestra actividad en el trabajo, tampoco podemos conducir.
Multa por conducir de baja

Según la DGT, algunas enfermedades inhabilitan a la persona para conducir. Así lo dejan saber, publicando un listado de patologías con las que no se puede realizar esta acción, y que además puedes llevarte hasta 6000 euros de multa por conducir si estás de baja.

¿Cuáles son las enfermedades que la DGT considera que afectan a la conducción?


Hay enfermedades o lesiones que son muy habituales y son incompatibles con la conducción. Como son la ansiedad, la lumbalgia o la fractura de algún hueso, por lo que deberás tener mucho cuidado a la hora de coger el volante ya que te puede caer una multa importante

Las enfermedades que la DGT incluye como patologías que afectan a la conducción son: vasculares, cardiacas, psiquiátricas, neurológicas, endocrinas, digestivas, respiratorias, oncológicas, crónicas y degenerativas.

Para conducir hay que estar en perfectas condiciones


En cualquier caso, siempre será el sentido común el que nos diga si podemos coger el coche o no, siendo obvio en muchas ocasiones que no podemos hacerlo, como por ejemplo en el caso de haber tenido un traumatismo en un ojo y haber perdido visión.

El estar enfermo, y de baja, conlleva en muchos casos, que no podamos conducir, ya que según el Reglamento General de Circulación en sus artículos 17 y 18:

«Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos y mantener su propia libertad de movimientos para garantizar su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía«.

¿Puedo conducir con un diagnóstico de ansiedad?


Si estás de baja por ansiedad no podrás sacarte el carnet de conducir ni renovarlo, y en caso de que lo tengas, no podrás conducir hasta que un facultativo te facilite un informe de que has superado ese estado y puedes conducir. 

¿Y con dolor óseo o articulares?


Tanto si lo que padeces es una lesión en las cervicales o contracturas o dolor de cuello, no podrás conducir porque las limitaciones que te va a producir resultan peligrosas si estás conduciendo.

En el caso de que sea un dolor lumbar, igualmente no podrás conducir ya que te puede provocar adormecimiento en la piernas o dolor intenso.  

¿Cuáles serán las consecuencias de conducir enfermo?


La legislación de la DGT es estricta al respecto:

«Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos y mantener su propia libertad de movimientos para garantizar su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía». 

Si un agente te para estando de baja y considera que tu enfermedad no te permite controlar el vehículo con seguridad, te puede multar, y esta multa está estipulada por el código de circulación de hasta 6.000 euros.

Además, los seguros del coche no cubren los siniestros que genere un accidente si el conductor está de baja laboral.  


¡Comparte la Noticia, seguro hay alguien que le pueda interesar!

Más Noticias Relacionadas